“Actualmente la página está en proceso de modificación, en cuanto sea posible la web estará totalmente disponible para que puedas acceder. Muchas gracias”.

DIARIO DEL SUEÑO

El diario del sueño es una herramienta muy útil para conocer mejor cómo funcionan tus procesos internos relacionados con dormir, conocer tus hábitos de descanso y poder modificar aquellos hábitos que se puedan mejorar.

En el diario se recogen los 7 días de la semana y todas las horas del día. La idea sería rellenarlo todos los días, pero quizá se te haga duro hacerlo tantas veces. Te proponemos que lo rellenes, como mínimo, 3 noches a la semana para que puedas hacerte una idea de cómo es tu sueño.

Rellénalo todas las mañanas, para registrar cómo ha ido la noche, en función de los recuerdos que tengas de cómo ha sido el sueño inmediatamente anterior.

Puede que no sea del todo exacto, pero no es importante que así sea, porque este diario no es un instrumento de precisión. Tan sólo se trata de observar tendencias.

Llévalo, si es posible, a la próxima visita con tu médico para poder identificar áreas de mejora. Si esto no es posible, puedes utilizarlo para entender tu manera de dormir y qué puedes mejorar. Una vez lo hayas completado, puedes calcular tu ratio de eficiencia del sueño, que explicamos más abajo, y hacer tus propias correcciones.

Cálculo ratio eficiencia del sueño

Te proponemos que, cada día que registres tu diario del sueño, calcules tu ratio de eficiencia del sueño para que puedas ir entendiendo cómo es la calidad de tu sueño y para que sepas qué cambios podrías hacer.
Se calcula dividiendo el tiempo total que hayas dormido durante la noche (en minutos) por el tiempo total que has pasado acostado o acostada en la cama (en minutos).

Ratio = (Tiempo total de sueño / Tiempo total en cama) x 100

Tiempo total de sueño:

Es el tiempo total que has estado dormido durante la noche.
Has de restar el tiempo que te has despertado en medio, si es que ha ocurrido. Pásalo a minutos.

Tiempo total en cama:

Es el tiempo total de tiempo que has pasado en la cama durante la noche, ya sea durmiendo o despierto/-a. Has de restar el tiempo en que te has levantado de la cama en medio de la noche. Pásalo a minutos.

En función del ratio que obtengas, podrás saber si tu sueño es más o menos eficiente. Y te recomendamos algunas acciones: